Actualidad 26 septiembre, 2019 admin No comments

¿Cuál es la calle más empinada en España?

A simple vista y porque padecemos caminar cuesta arriba a diario, podemos llegar a la conclusión de que España es un país cargado de cuestas relacionadas a las condiciones topográficas.

¿Por qué existen calles tan empinadas?

Pero a pesar de que nos cansemos “trepando” estas calles, nuestro país no tiene los niveles más exagerados de empinamiento que sí se pueden ver en otras partes del mundo. De todos modos y con un 25% de inclinación, las calles Sales y Ferrer, en Barcelona y la calle Enrique Gran de Santander, empataron la disputa de la calle más empinada de España.

En el siguiente artículo te hablaremos de por qué existen este tipo de calles y cuáles son las reglamentaciones existentes para estas calles cuesta arriba.

Cuando las calles se diagramaron y concretaron sobre el territorio en el que vivimos, las cuestas y accidentes naturales de la zona ya estaban allí. Si bien hoy en día las pendientes de las calles están reglamentadas, estas normas no existían hace cientos y miles de años, es por eso que las ciudades históricas se construyeron de la forma que los accidentes topográficos les iban permitiendo.

Las claves a la hora de construir las calles es una de los puntos más importantes a la hora de la formación de una ciudad y eso será lo que le dará mayor o menor capacidad de circulación y de fluidez a la red viaria.

En los planos de quienes construyen las bases de estas ciudades, las calles son bidimensionales, pero en la realidad hay que tener en cuenta la tridimensionalidad de las mismas, no solamente por los edificios que se apostarán a sus lados, sino también por el carácter tridimensional de la misma calle.

Los cálculos de los urbanistas

Para los urbanistas, las inclinaciones en las calles son un coeficiente entre el punto más bajo y el punto más alto de las mismas. Ese cálculo les ofrecerá a los profesionales de la construcción de calles como resultado una tangente que develará el empinamiento justo de la calle medido en un porcentaje.

Calles empinadas españa

Las calles cuentan con dos tipos de pendientes, que son la pendiente longitudinal y la pendiente trasversal. El cálculo adecuado de pendientes de la calle parece ser un concepto elemental para que los vehículos se desplacen de manera apropiada por estas vías.

Pendientes moderadas y pendientes extremas

Como podemos imaginar no existen calles con una pendiente cero, ya que siempre los suelos tienen aunque sea un mínimo rango de pendiente, pero además, las leves inclinaciones son funcionales en las calles de las ciudades para que el alcantarillado presente la gravedad necesaria para que sus corrientes fluyan.

Por su origen militar, Madrid es una de las ciudades que posee pendientes más pronunciadas.

Sin ir más lejos, dentro de la zona hispanomusulmana es muy difícil que haya una calle con cero pendientes, destacándose la calle Sacramento, encargada de conectar la Plaza del Cordón con la Calle Mayor. Es por ello que esta es la vía más utilizada para todas las actividades ceremoniales y eventos en la calle.

La calle más empinada de España

Hoy en día y en España hay una calle que supera con creces el resto de calles empinadas y esta es la calle Sisehace, que se encuentra en el bonito pueblo de Valdepeñas de Jaén, Jaén.

Hoy en día es posible bajar en coche por ella, pero antes era impensable el poder hacerlo por cómo estaba el suelo. Sin duda alguna hoy día también sigue siendo toda una utopía bajar y subir esa calle.

Ránking de calles empinadas del mundo

Ffordd Pen Llech – Harlech – Gales

En eso de la búsqueda del Récord Guinness, una calle ubicada en un pueblo galés llamado Harlech, con unos 1.700 habitantes le arrebató recientemente a Baldwin Street de Nueva Zelanda el primer puesto.

Se trata de la calle Ffordd Pen Llech y es actualmente la calle con mayor pendiente en todo el planeta.

Su monstruosa inclinación es de nada menos que 37,45%. Esta calle, que parece salida de cuentos, tiene señalizaciones de advertencia, por los peligros que puede significar ascender o descender en un vehículo.

En el tramo más complicado de la calle Ffordd Pen Lech, para avanzar algo más de dos metros y medio se desciende o se asciende un metro de altura. Esto es sin dudas una pendiente.

Baldwin Street – Nueva Zelanda

En la ciudad neozelandesa de Dunedin existe una calle denominada Baldwin Street, cuya inclinación es de un 35%, convirtiéndola en la segunda calle más empinada del mundo.

Calle más empinada baldwin street

Se ha convertido en una atracción de los turistas, que recorren sus 350 metros de longitud para deleitarse viendo las 34 casas apostadas a sus lados en plena inclinación, que dan la sensación de ser un set cinematográfico más que una calle verdadera.

Wiapio Road – Hawaii, Estados Unidos

En este caso en particular no hablamos de una calle, sino de una carretera interurbana de la isla central de Hawai. Si bien no en la totalidad de su longitud de 1.500 metros, en algunas partes sus rampas alcanzan una inclinación del 37%.

Por esta carretera no se permite el paso de vehículos convencionales. Solamente se puede subir con un vehículo 4×4.

Eldred Street – Los Ángeles – Estados Unidos

Los Ángeles también es uno de los lugares que más calles empinadas presentan y en Eldred Street es una de las más empinadas del mundo. Esta calle presenta una inclinación de 33% y le gana por muy poco, en inclinación y en longitud a San Pedro Street, que cuenta con una pendiente en sus rampas del 32%

Filbert Street – San francisco

Otra ciudad con grandes pendientes es San Francisco y la Calle Filbert Street es una de ellas. Con una inclinación del 31,5% es una de las calles más empinadas del mundo. Lo mejor de subir su increíble pendiente es llegar hasta la cima y contemplar las increíbles vistas.

En conclusión, las calles con pendientes tan pronunciadas sirven como atractivo turístico para las ciudades donde se encuentran, pero desde luego que la funcionalidad de estas no es la mejor. El hecho de ser tan inclinadas hace que sea difícil su circulación en vehículos, pero les otorga una poética especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *