Actualidad, Tecnología 2 julio, 2019 admin No comments

¿Qué sabe Google del presunto autor del incendio de Seseña?

Hace unos años apareció una enorme columna de humo negro cerca del municipio de Valdemoro en Madrid y Toledo a causa del incendio de miles de neumáticos en Seseña. Este caso depende de la ayuda de Google, ya que al no haber sido resuelto por las autoridades, se le ha solicitado a Google la información pertinente desde el tribunal número 7 de Valdemoro.

Gracias a Google podemos saber algo más del incendio de Seseña

Esta solicitud ayudará a comprender mejor los procesos de cooperación entre la policía, los tribunales y las empresas que puedan estar al tanto de todo lo que sucede a nuestro alrededor.

Google no suele ser el primer recurso para atrapar ladrones y combatir el crimen en España. Son muchas las alternativas, ya que se suele hablar con los operadores para solicitar triangulaciones con las antenas de servicio telefónico de todos los proveedores de señal en España.

Así que para resolver rápidamente este suceso es necesario conocer la información que nos pueda ofrecer el gigante de internet.

Las antenas no serían suficientes para resolver este caso, porque en las áreas no urbanas, la triangulación de señales solo se limita a radios de determinados kilómetros. Por tal motivo, el autor de la quema de cauchos podría haber estado a cinco kilómetros de distancia del lugar de los hechos o justo al lado y aun así, no podrían haber dado con él.

Una de las soluciones sería calcular el tiempo que le llevó de un punto a otro, ya que así el acusado tendría que explicar por qué pasó tanto tiempo en las antenas cerca del lugar del incendio.

Se tiene evidencia de que estuvo durmiendo o estático durante aproximadamente una hora cerca de una gasolinera, que cuenta con alrededor de nueve empleados. Estos son datos publicados en un estudio y en 2017.

Por supuesto, las antenas no pueden detallar si la persona que durmió en la gasolinera es el delincuente que quemó los neumáticos. Así que el siguiente paso es solicitar la información a Google para conocer a través de imágenes cómo se dieron los hechos aquel día.

Se puede solicitar el historial de ubicación del móvil de la persona con la información adicional de cómo viajó, cuánto tiempo y qué direcciones tomó hasta que se detuvo en ese punto.

Google conoce nuestra ubicación, ya que al utilizar el GPS de Google Maps para buscar información de lugares y dirección mientras caminamos por la ciudad, le da la facultad de saber qué lugares visitamos, por donde caminamos más y qué dirección tenemos registrada como nuestro domicilio.

Google podría ofrecer este historial de ubicación que a menudo suele ser activado automáticamente en los Smartphone, así podríamos conocer las búsquedas, si descargó alguna imagen y las navegaciones de Google Maps.

Es un registro exacto de toda nuestra actividad, por lo que es importante conocer de cerca el funcionamiento de esta tecnología en nuestros móviles, que en algunos momentos puede ser un arma de doble filo. Así que quizás la privacidad sea un tema a respetar en estos momentos, ya que sería una solicitud que podría abrir el camino a miles más, poniendo en riesgo la privacidad de los usuarios de Google.

A pesar de que el historial de ubicación y búsqueda de Google no esté activado, la empresa aún lo sabe, ya que existen muchos otros métodos para llegar a esta información mediante el funcionamiento de otras aplicaciones, ya que muchas App suelen guardar información de lugares, horas y fechas donde se ha realizado cierta tarea en segundo plano.

Es un proceso complicado para obtener información, ya que se tendría que pasar por procesos y bloqueos estándares de las aplicaciones que se vayan a indagar. Es poco probable revolver este caso sin la ayuda de Google, así que solo queda esperar la respuesta.

Si este suceso hubiera ocurrido en Estados Unidos, el caso ya estaría resuelto y se podría llegar fácilmente al culpable a través de la información y datos de la App. En este caso, llevará tiempo obtener una respuesta de Google en España; para la primera mitad del año pasado, la empresa recibió por parte del país 1.098 solicitudes de información sobre aplicaciones legales a través de 1.642 cuentas de usuarios de Google.

La empresa ha respondido, pero solo el 49% de las preocupaciones de los usuarios durante todo el año pasado. Mientras, las autoridades de Estados Unidos recurrieron a la empresa 20.936 veces en busca de datos de 62.142 cuentas de usuarios, proporcionándole el 82% de las solicitudes.

La política de privacidad de Google está cambiando

El gigante estadounidense cumple con la legislación europea sobre protección de datos. Esto es lo que cambiará este año para los usuarios y, especialmente, para las autoridades públicas.

YouTube, Gmail, el sistema operativo Android o el inevitable motor de búsqueda, son utilizados para realizar diferentes tipos de tareas. Así que es posible que ya hayas recibido un correo electrónico el diciembre pasado anunciando una actualización de las reglas de confidencialidad.

El gigante de la web ha estado transfiriendo su estructura legal a su filial irlandesa Google Ireland desde el 22 de enero para cumplir con la RGPD (Regulación general de protección de datos) aplicable desde el 25 de mayo.

La legislación europea exige, en particular, la domiciliación de un asiento y servidores en el área europea.

La recopilación de datos no cambia

De hecho, poco está sucediendo en términos de servicios o respeto por la protección de los datos recopilados.

Si se le escapó esto, Google siempre centraliza en sus servidores el contenido que creas, importa o recibes de otras personas a través de nuestros servicios.

Esto incluye, por ejemplo: los correos electrónicos, las fotos y los vídeos que envías y recibes o guardas, los documentos que realices y envíes, sean pdf u hojas de cálculos y hasta los comentarios que realices en cualquiera de las plataformas que posea Google a nivel de interacción como Youtube y BlogSpot.

Las reglas son claras

Todos los datos serán recopilados y documentados y se llevará un registro de todas las comunicaciones que realices a través de Google.

Todas las transacciones que hagas con tu número telefónico estarán registradas por la plataforma, así como las llamadas, transferencias, mensajes y hasta la duración de las llamadas desde el lugar donde marcaste.

Obviamente, tienes el derecho de oponerte a todo este proceso de seguridad y privacidad y también tienes la opción de poder exportar toda esa plantilla de seguridad a otro servicio o dispositivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *