Actualidad 6 Marzo, 2017 admin No comments

La gestión del cambio : por qué estar preparado

Dentro de las empresas y corporaciones siempre hay un continuo vaivén de retos y no importa el tamaño de la compañía, seas grande o pequeño debes saber adaptarte a los cambios que vienen presentados básicamente de tres maneras: la competencia, las nuevas tecnologías y la internacionalización y en cualquier caso la gestión del cambio es importante para siempre remar con el viento a favor.

El porqué de una gestión del cambio organizacional

Son tantos los cambios y se dan de forma tan rápida que muchas organizaciones sencillamente no están preparadas para estos desafíos, además que otros factores como la competencia, la capacidad de atraer talento humano y las tecnologías hacen de este mapa uno complejo en lo económico.

Por otra parte, en estos procesos de gestión del cambio todo el equipo humano de la organización debe estar altamente motivado y entender hacia dónde llevan los cambios.

Ahora, ¿qué es la gestión del cambio?

Empezaremos por lo que NO significa: no se trata de modelos de gestión que al fin y al cabo son temporales en su concepción, más bien la gestión de cambio implica en aprovechar los cambios que se dan en la gestión empresarial.

Esto no es flexibilidad para aceptar los cambios e ir en esa dirección, se trata más bien de la habilidad de anticipar los cambios para siempre estar en la delantera de la competencia y para que este proceso de gestión sea exitoso se debe plantear preguntas en vez de centrarse en buscar respuestas para que tu organización sea una fuente de indagación.

Comprender hacia donde orientar el cambio es importante

orientar el cambioCuando se echa un vistazo a lo que hacen las empresas exitosas la primera conclusión es que supieron adaptarse en su momento al cambio. Pero si indagamos un poco más, también supieron leer lo que se venía… tuvieron la habilidad para anticipar y a partir de eso actuar en consecuencia.

La lección de todo esto es que los cambios y la innovación están donde mires.

Como es tanto el cambio, lo normal  es que sientas inquietud, algo de temor, pero hay que dar un paso en firme para introducir nuevos procedimientos, nuevas formas de trabajar y en algunos casos nuevo talento humano para que la organización vaya en la ruta marcada.

Si eres un directivo de tu organización tienes dos opciones

Tienes dos opciones en el camino y estas son: quedarte quieto ante lo que pasa producto del temor o enfrentar lo que tienes al frente, entenderlo y moverte rápido a fin de adaptarte. Sin duda que la opción dos es la opción que te llevará al éxito, porque elegir lo primero no te lleva a nada bueno.

También hay que examinar la manera cómo la competencia va a reaccionar frente a los cambios, al igual que tus inversionistas… es decir, plantear preguntas en vez de respuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *